Pintor de murales de graffiti

¿Tienes un proyecto y buscas un pintor de graffiti?

Somos un equipo de artistas urbanos apasionados por transformar paredes en lienzos vivos y llenos de color. En este espacio, compartimos el proceso básico que tenemos para pintar un mural o un graffiti por encargo.

Nuestra misión es llevar el arte a lugares e empresas, particulares y lugares públicos. Ya sea un negocio que busca reflejar su identidad, o un particular que desea añadir un toque único a su hogar. Desde habitaciones hasta fachadas, estamos comprometidos en añadir un toque artístico que enriquezca su entorno diario.

La sonrisa en el rostro de la gente al ver nuestros murales nos impulsa a seguir evolucionando como artistas. Cada proyecto es un desafío emocionante. Nos encanta trabajar en colaboración con las personas y organizaciones para plasmar sus visiones en nuestras obras.

El oficio del grafitero profesional

Hace unos cuantos años que el graffiti es algo mas que pintadas en la calle. Así como es una representación cultural, urbana, pop… Es también un medio perfecto para pintar murales. Tal es así, que hoy en día es tendencia a la hora de revestir paredes, igual que un método muy recurrente en decoración de ambientes o espacios.

En kuascolors damos vida al oficio de muralista pintor de graffiti llevando nuestros encargos a locales, parques, empresas, hogares…

¿Como afronta un mural un pintor de graffiti

  • Primero tenemos que definir. El espacio y tamaño:

Aunque podemos plantear el mismo diseño tanto para espacios de interior como de exterior, el lugar y el tamaño es crucial para la propuesta final del proyecto.
Pongamos este caso, un mural de graffiti en interior para un pequeño restaurante

El cliente nos envía las medidas (ancho por alto) del espacio. También nos muestra la pared con una fotografía para poder valorar las características del espacio.

  • En segundo lugar. La idea.

El cliente nos dice que no tiene un concepto claro de lo que quiere que pintemos. Sabemos que el restaurante Japones y que quiere una geisha de estilo realista. Además nos sugiere unos colores como preferencia. Dice querer »algo chulo y japonés»

Vale no hay problema, tenemos tanto conocimiento del espacio como de la idea sobre la que empezar a trabajar, perfecto.

En este caso, para un mural japonés, el plan parece claro. Hemos escogido, geishas, peces koi, bamboo, tinta y cerezos entre otros elementos representativos que consideramos acertados para el diseño.

Seguidamente, ponemos encima de la mesa algunas ideas que transformamos en ilustraciones (dos o tres aproximadamente)

En función del primer feedback, vemos por donde vamos y qué opción puede ser la mejor para el cliente.

Muchas veces damos en la tecla enseguida y acertamos con las primeras opciones. En otras ocasiones son necesarias varias o ligeras modificaciones. En el peor de los casos seguimos elaborando diseños hasta lograr dar de lleno.

mural-japones-pintado
  • Por ultimo la mejor parte, hora de pintar el mural.

Nos aseguramos de encuadrar bien el dibujo, y una vez lo tenemos encajado en la pared añadimos el color. Empezando por el fondo y después con los elementos en primer plano. En este caso la geisha y los peces es lo ultimo que hacemos.

El antes y después.

pared-antes-de-mural graffiti-japo

Después, una vez terminado el mural y añadiendo otros elementos de decoración, el restaurante luce espectacular y grita Japón por todas partes. Además, nuestro cliente que ha encantado con el trabajo que hemos hecho.

De esta forma. Desarrollamos un proyecto de cero. Partiendo de la idea que nos aporta el cliente, diseñamos el mural perfecto a su medida.

Puedes ver este mural japonés y otros graffitis por encargo que hemos realizado en la pagina de murales o visitando masmural.com